Esta pandemia de COVID-19, mejor conocida como “coronavirus”, ha afectado a la población mundial de distintas maneras, una de esas, son los “problemas mentales”. El aburrimiento, la soledad, la depresión, la ansiedad, son los primeros síntomas que se experimenta y es en ese momento donde las personas se tienen que dar cuenta que su salud mental está en peligro.

Costa Rica es el séptimo país de América Latina que presenta más años perdidos por trastornos mentales y problemas relacionados a la salud mental. En el año 2013 la Caja Costarricense de Seguro Social  (CCSS) contaba únicamente con 250 profesionales en Psicología para atender a todo el país.

La psicóloga Adriana Gutiérrez, nos habla sobre cómo los problemas mentales se han ido incrementando poco a poco debido a la pandemia de Covid-19, como la mayoría de personas han confundido los términos distanciamiento espacial y distanciamiento social.

¿Considera que los problemas mentales se han incrementado por la pandemia? y si es así, ¿por qué opina que sí?

Sí, claro que se ha visto afectada la salud mental y por ende el aumento de trastornos.  Creo que esto se debe principalmente a que las personas no sabemos manejar la incertidumbre, no es como algo que sabemos hacer tampoco sabemos manejar las crisis y mucho menos enfrentarnos a algo que es desconocido como lo es la pandemia. Hablando un poco más de estadísticas sobre trastornos, el Trastorno de Estrés Postraumático alcanzó una prevalencia mundial cercana al 22% desde que inició la pandemia, y también la depresión y ansiedad se han visto en aumento; de hecho, en comparación con lo que reporta la OMS anualmente, este año la ansiedad y la depresión son respectivamente 4 y 3 veces más frecuentes de lo usual, entonces sí, eso nos demuestra que algo está mal y que quizás no estamos viendo la salud como algo integral y se está dejando la salud mental a un lado. Podría decir también que a nivel costarricense un estudio que hizo la Universidad Nacional y la UNED demuestra que los estados depresivos aumentaron un 50% desde que inició la pandemia.

¿Los problemas mentales debido a la  pandemia afecta más a la personas extrovertidas o introvertidas, o eso es indiferente?

Creo que no hay forma de homogenizar la respuesta porque todo va a depender de cada caso particular y también de la forma en que definimos el constructo extroversión e introversión, por ejemplo ser introvertido no quiere decir necesariamente que se es antisocial sino que la socialización que efectúa es distinta, entonces por ejemplo yo he trabajado con personas que se pueden calificar como reservadas y me han dicho que el distanciamiento social no les ha generado mayor problema porque siempre han sido hogareños digamos, a como también hay personas con el mismo estilo de socialización que sí han sentido un impacto más fuerte en sus vidas por el aislamiento. La pandemia nos ha afectado de distintas maneras y va a depender mucho de los recursos sociales de cada persona, entonces podría decir que el impacto de la pandemia va mucho más allá del estilo de socialización que se tiene.

¿El aislamiento social puede generar un gran cambio en las personalidades?

Bueno personalidades es un tema muy importante porque primeramente hay que definir qué es personalidad al menos desde el constructo de la psicología cognitiva conductual que es el área en la que yo me formo, la personalidad es una dimensión que no cambia y que es constante en el tiempo, entonces una personalidad va a ser aquello que no cambia, el aislamiento podría generar un cambio en las personalidades en términos de que puede conllevar el desarrollo de un trastorno, o también porque nos puede hacer sentir más ansiedad, más temor y más estrés que antes pero más allá de eso yo diría qué se puede hablar más de cambios en la funcionalidad cotidiana.

¿Cuáles son los problemas mentales que se ven más frecuentes en los jóvenes?

Ok a nivel costarricense el país no cuenta con estudios epidemiológicos que permitan evidenciar las cifras exactas de la incidencia de trastornos en la población y es muy lamentable, pero puedo puedo compartir algunos datos que conozco a nivel mundial por ejemplo los trastornos de ansiedad, seguidos por los trastornos del estado del ánimo como la depresión y el trastorno afectivo bipolar son muy comunes y también los trastornos de la conducta alimentaria.

¿Qué opina sobre la siguiente frase, “Covid-19 llama al distanciamiento espacial y la cercanía social: no al distanciamiento social”?

Esa frase me remite a que tal vez ninguna persona entendía lo que estaba sucediendo cuando la covid apareció y que tampoco tiene certeza de lo que va a pasar, entonces cada persona ha sobrellevado la pandemia como puede, es la primera vez en mucho tiempo que parte de nuestro bienestar depende del de otras personas, porque cuidarse del contagio requiere un grado de responsabilidad social, porque no solo me contagio yo, sino que también contagio a otras personas, todas estas acciones para mí al menos, representan un tipo de cercanía social que nunca antes habíamos visto.

¿Cree que las personas han malentendido lo que es alejarse personalmente y lo que es la distancia social?

Sí, demasiado, creo que tiene que haber un balance entre el cuidado digamos, la prevención del contagio y las necesidades que todo ser humano tiene en el medio. Las personas deben buscar un balance como dije y un ejemplo, es como socializar y distraerse con medidas de seguridad, tampoco alejarse completamente de la sociedad y sus familiares/amigos cercanos.

¿Qué opina usted sobre la opinión que tienen muchas personas sobre que “los padres deben de estar pendiente de sus hijos”, pero ¿qué pasa si los mismos padres también necesitan ayuda?

Bueno está de más decir que a los padres y a las madres se les otorga la responsabilidad de absolutamente todo lo que hacen sus hijos, se piensa muchas veces que nacen aprendidos y que todo es muy sencillo siendo padres y esto creo que a veces lleva a que nos olvidemos  que también son seres humanos y que también están pasando por esta crisis. Entonces sí, esto es algo que se ha hablado mucho, el impacto de la pandemia y como ha sido de fuerte en la niñez y que las personas a cargo han tenido que ver cómo jugársela para disminuir las consecuencias de sus hijos y a la vez velar por sí mismos, es muy difícil estar bien sino podés concentrarte en tu bienestar y tenés que estar velando por el de alguien más.

Para aquellas personas que no pueden pagar un psicólogo, ¿hay alguna opción gratuita?

Claro que sí, pero lamentablemente los servicios están muy saturados. En Costa Rica, la salud mental pareciera no ser un derecho sino un privilegio de pocas personas, entonces los servicios de atención psicológica públicos siempre han estado saturados, aún más con la pandemia. Algunos de estos servicios gratuitos son el Colegio Profesionales en Psicología, que tiene una línea de apoyo psicológico para el contexto Covid-19,  la línea 1322; el Colegio también tiene una línea para riesgo del suicidio que se llama “Aquí estoy”, y la Fundación Amy también. Conozco también los servicios de atención gratuita que brindan la UCR, la UNIBE, la Universidad Hispanoamericana y la Universidad Latina; así como el Instituto WEM. Por último, en lo que respecta a temas de violencia, que es en lo que trabajo actualmente,  están las Oficinas de la Mujer y la Delegación de la Mujer del INAMU, las cuales son recursos de ayuda para mujeres en esta situación.

¿Necesita ayuda en Curridabat? la Municipalidad destaca contactos en la web de la Oficina Integral de Salud para casos relacionados a la Salud Mental (pulse aquí) más material relacionado al autocuidado puede consultarlo pulsando aquí.

Nota del Editor.

Por María Fernanda Ávalos

María Fernanda Ávalos es estudiante avanzada en la carrera de periodismo en la Universidad Latina de Costa Rica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *