La medida en la cual podemos disfrutar lo que más deseamos en la vida, depende de nuestra capacidad de razonar y mantener la mente abierta.
En estos momentos de crisis mundial, nos vemos atacados por todos los flancos de nuestras vidas.
Ya no existen distancias entre los pueblos porque el avance tecnológico nos pone a los pies, un sinfín de herramientas, con sólo oprimir una tecla o un botón.
Nuestro raciocinio está amenazado por muchas ideas, unas malas, otras inventadas para confundir e ir capturando nuestras mentes, con el propósito de cambiar nuestros “chips” genéticos.
Esto significa que cada vez es más difícil mantener la mente abierta y tener un análisis positivo como seres humanos pensantes.
Antes nos llegaban “lavados subliminales”, ya fuera en una canción, en una película, o en un escrito.
Hoy van directo al punto, con leyes y estrategias absurdas que nos hacen adictos a ellas, para luego apoderarse totalmente de nuestra individualidad.
Pareciera que quieren hacernos seres humanos robotizados.
Por dicha para muchos, los deseos que anhelan en sus vidas, tienen tal convicción, que nada podrá alterar su modo de pensar, aunque la batalla sea dura.
Una fe inquebrantable es más poderosa que todos los nuevos órdenes mundiales inventados por los alejados de Dios.
Ya sabemos que a través de los tiempos, la población de la tierra se ha visto amenazada muchas veces por guerras, pandemias, cataclismos, etc. Pero de alguna manera las aguas regresaron a su cauce, porque el Señor así lo quiso.
Así es que no renunciemos a los mejores deseos para vivir nuestra existencia. Seamos coherentes, inteligentes y humildes, pero jamás tontos avasallados por la soberbia, la tiranía y la injusticia de otros.
Un gran abrazo de solidaridad para el año 2021 y que el amor del Todopoderoso los llene a cada uno de ustedes.
¡BENDICIONES!

Ma. Cecilia Quirós Astorga es colaboradora de El Monitor y columnista de la sección «En armonía conmigo» de nuestra versión impresa. Para más de sus trabajos puede consultar nuestras versiones en pdf o buscar nuestras ediciones pasadas en físico en la biblioteca de Curridabat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *