3:34 am - Martes agosto 20, 2019

Una mayoría silenciosa invitada a pronunciarse

Las mujeres son mayoría en Curridabat. Reconocer y apropiarse de estas verdades es ir abriendo caminos para que como sociedad, logremos reducir la inequidad.

Trabajo, espacios para el cuido de los hijos e hijas y un rotundo alto a la violencia son las principales necesidades de las mujeres que han recurrido a los servicios de las oficinas municipales de Responsabilidad Social.

La encargada de la Oficina Municipal de la Mujer (Oficina de Equidad de Género), Gabriela Hernández, señaló que esta situación es repetitiva durante los últimos años.

Explicó que ahora existe una mayor demanda y que ante las crecientes necesidades, la respuesta del gobierno local ha tratado de ser integral, evolucionando de la atención de casos para buscar soluciones integrales y un servicio más diversificado.

“Este ha sido un proceso natural que han seguido otras oficinas de la mujer, hemos evolucionado más hacia la prevención y promoción de derechos, y no solo a las mujeres, también hacia otras poblaciones minoritarias”, añadió Hernández.

Explicó que la atención de casos no resuelve los problemas, por lo que han tenido que ampliar horizontes, diseñar políticas, planes y proyectos, ampliar el trabajo a otros sectores de la población, como niños y niñas, jóvenes y personas adultas mayores. También se han tenido que establer vínculos con otras instituciones.

 
La promoción de los derechos y la búsqueda de la Equidad y la Igualdad de Género son tareas constantes. En los últimos años también se han realizado diagnósticos de la situación en Tirrases y Granadilla, donde “hemos identificado que la población en general conoce poco sobre esta problemática”, dijo Hérnández.

Asimismo, estos diagnósticos, afirmó la especialista, han mostrado que la población, que las mujeres mismas confirmar que en el caso de la violencia hacia las mujeres, es un tema de seguridad ciudadana.


Desde hace muchos años las organizaciones que trabajan en contra de la violencia hacia las mujeres han tratado de plantearlo como un problema público, que supera, por mucho, las paredes de una casa, y tiene profundos impactos en el desarrollo de las sociedades.

 

 

 

 

Filed in: Cultura, Organizaciones, Salud, Seguridad