3:34 am - Martes agosto 20, 2019

Las noticias falsas son tan peligrosas como los ladrones

A mediados de marzo se desató en facebook una ola de noticias falsas y alarmistas sobre una supuesta epidemia de asaltos en Curridabat. Seis al día terminó replicando, sin fuente más que las angustias de los vecinos, un noticiero televisivo nacional, lo que le puso más leña al fuego.

El 19 de marzo, la Policía de Curridabat se dio a aclarar los desmentidos ante el Concejo Municipal. Para ese día, debido el nivel de alarma, gravedad y previa convocatoria también por las redes sociales, se esperaba una masiva presencia de vecinos en el cuarto piso del edificio municipal, aunque al final menos de una decena se enteró de primera mano de los desmentidos policiales.

El teniente Elián Chavez, de la Policía de Proximidad, reconoció el pico de asaltos a comercios, ocho en una semana, pero muy lejos de los seis diarios que cundían en las redes sociales.

Sin embargo, uno de los problemas que destacó fue el flujo de noticias falsas en las redes sociales, especialmente en Facebook, que en un 90% resultó falsa. (el artículo sigue abajo).

Captura de pantalla 2019-04-07 a las 7.49.42 AM

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Las redes sociales son importantes, pero no fundamentan sus publicaciones. Mucha de la población no se preocupa por ver si es cierta o no, damos por un hecho que es cierta solo porque está publicada”, dijo Chavez en el Concejo Municipal.

Según los bulos (bulo es la palabra en español para noticia falsa o “fake news” del inglés) difundidos, hasta el Ebais por el Estadio, el Superenergéticos y el As de Oros habían sido asaltados. Pero no había tales asaltos.

El teniente Chavez también se quejó ante los regidores de la existencia de un supuesto movimiento de personas que está haciendo esa política en todo el cantón, en redes sociales. Explicó que sin fuente fidedigna, aseguraron que en el asalto a la Españolita se habían llebado ¢3 millones, cuando no fue así, o que publican una fotografía de alguna patrulla frente a una sede diplomática con comentarios ofensivos, desconociendo las funciones policiales.

“Las cosas no van bien con lo que se publica en las redes sociales”, lamentó.

Según el reporte estadístico de incidencia de delitos en Curridabat, en el primer trimestre de 2018 se registraron 30 delitos más que en este primer trimestre de 2019, sin embargo, este año sí hubo una “epidemia”. Usted también puede tener acceso a las estadísticas: Esta es la dirección en internet: https://pjenlinea3.poder-judicial.go.cr/estadisticasoij/

Según el reporte estadístico de incidencia de delitos en Curridabat, en el primer trimestre de 2018 se registraron 30 delitos más que en este primer trimestre de 2019, sin embargo, este año sí hubo una “epidemia”.
Usted también puede tener acceso a las estadísticas:
Esta es la dirección en internet: https://pjenlinea3.poder-judicial.go.cr/estadisticasoij/

 

¿Qué tan grave es el problema? ¿Cuál, el de los asaltos o el de las noticias falsas?

 

Para aclarar aún más esta situación, el pasado 28 de marzo visitamos la Delegación Policial de Curridabat, en Hacienda Vieja y conversamos con Chavez, y con el Jefe de la Delegación, Johanny Zúñiga Ramos.

“La preocupación fue por la histeria colectiva. Hay asaltos, pero no con la magnitud que estaban asegurando. Y eso afecta la vida de los vecinos, afecta al comercio, y eso produce también una afectación económica al cantón”, puntualizó Zúñiga.

El jerarca policial, sin demeritar el problema de la incidencia delincuencial, explicó que las noticias falsas contribuyen a aumentar el sentimiento de inseguridad con el que vive la población. Sin embargo, hizo un llamado a la organización comunitaria y al trabajo conjunto con la policía como mecanismos eficaces para reducir el sentimiento de inseguridad y mejorar la prevención del delito.

Captura de pantalla 2019-04-07 a las 7.59.37 AM

Zúñiga explicó que en las comunidades organizadas, que en Curridabat hay 28, existe un mejor manejo de la seguridad y de la demanda. “Las capacitaciones que reciben les permite autogestionarse, tener una mejor cultura preventiva y un mejor manejo de las posibles incidencias”.

De igual modo, detalló que en el caso del comercio, existe una mayor participación, y que las capacitaciones han permitido a muchos comercios tomar medidas para desincentivar los asaltos y las pérdidas por asaltos.

En ambos casos existen chats y otros mecanismos de comunicación que han utilizado para aclarar a la comunidad o comercio sobre las incidencias, reales o supuestas, que circulan en las redes sociales.

El jefe de la Policía de Proximidad de Curridabat invitó al comercio y vecinos a organizarse y participar activamente, considerando la seguridad ciudadana como un tema integral, con múltiples factores de origen.

En el caso de las noticias falsas, recomendó verificar y valorar la fuente de dicha información, y no circular ese tipo de mensajes en los que la fuente no es reconocida, o que no indican fecha, hora o lugar.

Recordó varios otros casos que han circulado en el país, que se refieren a centros comerciales o entes que no existen en el país. Por ejemplo, mensajes que hacen referencia a la “Policía Nacional”, cuando en Costa Rica no usamos ese término, sino “Policía de Proximidad o Fuerza Pública”.

Las noticias falsas son un grave problema. En el mundo ya son noticia en sí mismas, por temas como las elecciones en Estados Unidos o en Costa Rica, con supuestas afirmaciones que circulan de figuras famosas.

Captura de pantalla 2019-04-07 a las 8.13.23 AM

 

 

 

Varios medios de comunicación como La Nación, CRHoy y la Universidad de Costa Rica, crearon secciones dedicadas a investigar y desmentir las noticias falsas, debido a los grandes riesgos que conllevan.

Para cerrar, el año pasado en México, dos personas fueron quemadas vivas, en un pueblo, a raíz de un mensaje falso distribuido por Whatsapp que aseguraba que al país había entrado una banda de robaniños. En Colombia, todo un barrio durmió una noche en la calle debido a un supuesto terremoto pronosticado por las redes sociales.

Vamos vecinos, abramos los ojos y dejemos que gane la prudencia, no vaya ser que terminemos quemando vivo a un inocente, o pasar la noche en calle, por inocentes y crédulos.

 

Captura de pantalla 2019-04-07 a las 8.04.45 AM

Filed in: Política, Seguridad